Ferieta de Aínsa

Al calor de la hoguera


Se trata de una de las ferias más antiguas de Huesca ya que se remonta al siglo XI y, aunque estuvo a punto de desaparecer, hoy cuenta con un gran número de expositores y visitantes. Originalmente se trataba de un encuentro de ganaderos y agricultores. En nuestros días, se celebra como pretexto para potenciar el conocimiento de las razas animales y vegetales autóctonas, así como de artesanos y pequeños empresarios de la zona.

            ¿Y de qué zona estamos hablando? Pues esta feria tiene lugar en Aínsa que posee el distintivo de pertenecer a los “Pueblos más bonitos de España, y es declarada también Conjunto Histórico Artístico desde 1965.

Odoo CMS- Sample image floating

El pasado puente de Diciembre tuve la suerte de poder conocer esta villa de poco más de 2000 habitantes. Se encuentra muy cerquita de Francia, en la comarca de Sobrarbe, una zona privilegiada del Alto Aragón tanto por su entorno como por su gastronomía. 

Sólo por pasear por su casco antiguo y admirar su enorme plaza medieval, ya merece una visita pero si además estás por allí el primer fin de semana de Febrero no te lo puedes perder.

Los actos tradicionales de esta feria tienen como escenario la Plaza mayor, el castillo y sus aledaños. Entre otras actividades, podrás degustar el caldo de gallina de Sobrarbe que se prepara en una hoguera que se enciende en la plaza, ser testigo de la subasta de animales y plantas en el recinto del castillo, recorrer los diferentes puestos de productos de alimentación, artesanía, antigüedades y cestería. También se celebra un cross, charlas, música, presentaciones y concursos como el de mejor trufa y mejor perro trufero y es que se aprovecha esta feria para realizar (el sábado) la jornada trufera, donde se da a conocer las virtudes de este hongo que se está convirtiendo en un auténtico manjar usado en las cocinas más selectas. La trufa negra es uno de los productos más exquisitos y característicos de la gastronomía de Sobrarbe pero no es el único que podrás descubrir ya que también tiene lugar una longanizada popular y una degustación de ternera de raza pirenaica.

Si además os gusta la fotografía y las redes sociales, esmerarse en fotografiar lo que más os llame la atención puede tener premio.

En estos días de frío, contemplar una lumbre seguro que además de hipnotizaros con el baile de sus llamas hace que os entren en calor cuerpo y alma.